La semana pos PASO en los mercados locales

El ´lunes negro´ tras las elecciones primarias (“PASO”) derrumbó más de 38% el S&P Merval y hasta 59% las ADRs argentinas en Nueva York. Al mismo tiempo el resultado electoral y la incertidumbre generó una fuerte devaluación del peso argentino y una multiplicación del riesgo país.

La moneda local trepó en 3 días hasta un 33,4% a media semana, y tocó un valor superior a $ 62 por dólar, aunque jueves y viernes recortó su suba y cerró la semana a un promedio de $57,12 para la venta al público y $ 55 el mayorista, por lo que recortó a entre 21 y 27% su porcentaje de aumento acumulado, según La Nación.

En tanto, el riesgo país era de 860 antes de las PASO y alcanzó un máximo de 1963 el miércoles, pero cedió luego parcialmente y el viernes cerró en 1658 puntos. De todas maneras se mantiene en el rango más alto en una década y representa una suba del 93,3% en la semana.

El rebote después del drástico derrumbe se originó a raíz de algunas señales políticas y de algunas decisiones del Banco Central que estabilizaron la corrida cambiaria. Los inversores vieron con cierto optimismo la conversación telefónica en buenos términos entre el presidente Mauricio Macri y Alberto Fernandez. También mejoró el ánimo la conferencia que dio Emmanuel Álvarez Agis, asesor del candidato del Frente de Todos, en la Bolsa de Comercio, donde dijo que el dólar a $ 60 estaba equilibrado y descartó el control de capitales. En la mañana del jueves, Fernández salió a convalidar esas declaraciones y se mostró mesurado con respecto al futuro de la economía, al descartar un default.

La autoridad monetaria desembolsó en 3 días unos US$ 503 millones (no intervino jueves y viernes), a los que se deben sumaron otros US$ 180 M aportados por el Tesoro, y volvió a aumentar fuertemente las tasas de referencia. Por otra parte, el BCRA dispuso que los bancos tendrían plazo hasta el martes 20 para readecuar su tenencia total de posiciones en moneda extranjera, la que, consolidada y en conjunto, no debe superar el 5% de su patrimonio tras el cierre de esa jornada, forzándolos a descargar unos US$ 500 millones, según estimaciones del mercado. De todas formas, la pérdida de reservas por parte del BCRA en la semana fue importante: llegó a los US$3900 millones (el total bruto cayó de US$ 66.310 a US$62.406 millones, según el dato preliminar de ayer), aunque el grueso de la caída se debió a la fuga de capitales que provocó el sacudón de mercados.