Definen cronograma para la renegociación de la deuda

Tras la media sanción del proyecto de Ley que autorizará al Gobierno de Alberto Fernández a negociar la reestructuración de la deuda pública, el Ministerio de Economía publicó el “Cronograma de acciones para la gestión del Proceso de Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa“, en el que los puntos sobresalientes son: en dos semanas, la presentación de un “Análisis de Sostenibilidad de la deuda pública externa”, que sentará las bases para empezar el diálogo con acreedores, mientras que la oferta final está prevista para la primera mitad de marzo.

Una vez que se convierta en ley el proyecto en el Congreso para renegociar la deuda con fuerte apoyo político interno –se prevé la semana próxima en el Senado, ya que obtuvo media sanción en Diputados casi por unanimidad-, el siguiente paso relevante será -del 12 al 17- que el ministro de Economía presentará los “Lineamientos del Análisis de Sostenibilidad de la deuda“. En estos mismos días, se espera, casi en simultaneo la llegada de la primera misión del FMI al país (12 al 14) desde la asunción de Alberto Fernández.

En la segunda mitad de febrero también se seleccionarán los agentes de distribución y asesores financieros y arrancarán los diálogos con tenedores de la deuda pública externa que se extenderán por 10 días y a partir de los cuales se elaborará un informe.

En la primera semana de marzo, el Gobierno determinará “la estructura final de la oferta” para la reestructuración y se llevará a cabo una instancia de preguntas y respuestas frecuentes a través de los Agentes de Distribución. Y en la segunda semana de marzo se lanzará la oferta, con lo que comenzará el típico “roadshow” con reuniones informativas.

Entre la tercera y la última semana de marzo expirará el período de aceptación de la oferta por parte de los tenedores de títulos de deuda, tras lo cual el Gobierno anunciará en conferencia de prensa los resultados del canje y se preparará la documentación necesaria para su ejecución (Cronista, 30.1).

El columnista Hernán de Goñi plantea que “hay un plan, y es más político que económico. A la mayoría de los acreedores les cuesta asumir esta lógica”. Y que en el Gobierno consideran que si hoy se presentara el plan, los analistas de los bancos de inversión y los propios fondos estarían discutiendo su contenido y habría voces de todo tipo opinando. Pero que al equipo gubernamental no le interesa adelantar los tiempos de ese debate y por eso la discusión en torno a la deuda bonaerense funciona como para testear al mercado, que ha estado mostrando señales de nerviosismo ante la escasez de definiciones.

Debido al “alto grado de incertidumbre” ante la ausencia de un programa económico, el Fondo Monetario Internacional (FMI) evitó brindar un panorama sobre la Argentina en su último informe sobre las perspectivas económicas para América Latina, una omisión inusual en medio de la renegociación del acuerdo stand-by por US$ 57.000 millones, el mayor préstamo en la historia del organismo.

Según datos de Criteria, “el stock de deuda pública asciende a u$s 310.000 millones, de los cuáles unos u$s 53.000 millones vencen en este 2020. El 62% del total de la deuda argentina corresponde a bonos, un 14% con el FMI y 9% con Letras del Tesoro, entre los compromisos con mayor ponderación.

Fuente: Varios artículos de Cronista y La Nación (30.1.20).