No hay conflicto de intereses en llegada de low cost