´Ningun sector industrial es inviable para el Gobierno´

Modificando parcialmente el discurso oficial sobre el tema, el secretario de Industria, Martín Etchegoyen, señaló que “en el Gobierno creemos que ningún sector es inviable, pero hay que adaptarse a las nuevas condiciones”. En una entrevista a El Cronista, planteó que “la sociedad argentina decidió no competir con salarios bajos, y nos parece bien. Pero para eso hay que tener un avance tecnológico y buscar la competitividad por otros medios, no solamente fijándonos en el tipo de cambio”, indicó. Y advirtió que “la alternativa a esto es una economía híper-cerrada o un dólar a $ 30″.

Respecto al sector textil y de calzado, de los más complicados y rezagados desde que la industria comenzó a recuperarse, adelantó que antes de fin de año el Gobierno presentará un proyecto de ley para reducir las contribuciones patronales en el sector, por fuera de la reforma tributaria que será enviada al Congreso después de las elecciones de octubre y que va de la mano con el acuerdo productivo firmado en abril. Además, confia que espera un pronto repunte textil.

El funcionario analizó que las condiciones macroeconómicas mejoraron y un eventual regreso del peronismo al poder en los próximos años no cambiará los horizontes de inversión. “Si somos exitosos en este proceso, el factor político va a ir perdiendo peso“, planteó. De paso, deslizó una crítica a quienes postergan sucesivamente las inversiones por las dudas. “La incertidumbre es la norma en el mundo”, justificó.

Según datos oficiales, pese a la recuperación general de la actividad de los últimos meses, el sector siguió perdiendo empleos en junio: registró 2.800 despidos durante el sexto mes del año, y acumula una pérdida de 33.000 trabajadores en un año y 61.508 desde diciembre de 2015. En tanto el sector de minas y canteras, que incluye a la industria petrolera, despidió 300 trabajadores en junio, lo que a nivel interanual significan 4500 trabajadores menos. En cambio el sector de la construcción aportó 6500 nuevos empleos.

Fuente: El Cronista (31.8)