El plan de reformas del Gobierno

LOS PROYECTOS DE REFORMA TRIBUTARIA 

Con palabras medidas y con talante nervioso, el ministro Nicolás Dujovne expuso el proyecto de reforma tributaria en el que viene trabajando desde hace 8 meses, flanqueado por el secretario de Política Económica, Sebastián Galiani, y el subsecretario de Ingresos Públicos, Andrés Edelstein, y ante una audiencia de altos funcionarios de varios ministerios.

La reforma tributaria busca promover la inversión y el empleo.

  • De acuerdo con los cálculos oficiales, tendrá un costo de 1,5% del PBI al cabo de 5 años, pero la apuesta es que la baja de impuestos impulse el crecimiento de la economía en un 0,5% adicional por año, estimaron.
  • “En el corto plazo tenemos dos objetivos que compiten entre sí, que son la baja del déficit y la baja de los impuestos. Entonces, tenemos que ser graduales con la reducción de los impuestos”, señaló Dujovne. “El camino gradual, siguiendo los ejemplos de Chile y Uruguay, brinda un camino de certidumbre al sector privado”.

Una versión: el proyecto ingresará al Congreso en dos semanas, en un paquete de 7 leyes.

Otra versión: El proyecto tributario -que tiene 400 páginas y será enviado al Parlamento en dos semanas- será [sería] una sola ley y no varias. Además habrá una unidad de cuenta -seguramente el IPC del INDEC- para actualizar una vez por año las bases imponibles (Nación, 2.11).

La propuesta oficial comprende las siguientes iniciativas:

  1. Rebaja de 10 puntos en el Impuesto a las Ganancias corporativas no distribuidas que se reinviertan. Será gradual: mantiene el 35% actual en 2018; ira al 30% en 2019 y 2020, y al 25% desde 2021 en adelante.
  2. Tomará los pagos del “impuesto al Cheque” a cuenta de Ganancias; el pago a cuenta se irá incrementando gradualmente y en 5 años será totalmente pago a cuenta de Ganancias.
  3. Devolución anticipada del IVA para las inversiones de las empresas que no se hayan recuperado en seis meses.
  4. Establece un mínimo piso a las remuneraciones para el pago de contribuciones patronales. “Queremos reducir el costo de contratación de los trabajadores menos calificados para promover su ingreso al mercado laboral formal. Por eso proponemos la implementación gradual (en cinco años) de un Mínimo no Imponible para contribuciones patronales, con el cual los primeros $12.000 de remuneración bruta no pagarían estas contribuciones”.
  5. Se modificarán las alícuotas de Impuestos Internos aplicables a diversos productos. Habrá subas en algunos que demuestran una especial capacidad contributiva o se considera que atentan contra la salud, y habrá bajas en bienes de consumo duradero dirigidos a la clase media, como electrónicos, autos y motos de gama media. Este capítulo generó de inmediato un gran revuelo en las respectivas ramas de actividad y en varias provincias.
  • Entre los productos perjudiciales a la salud, se plantea una suba gradual en tres años de impuestos internos para bebidas alcohólicas actualmente no alcanzadas, como el vino, sidra y espumosos (pasarían del 0% al 17% y subas en otros que ya pagan impuestos, como la cerveza (pasaría del 8% al 17%). Para el whisky, coñac y otras bebidas blancas, la alícuota actual de 20% se incrementaría a un valor entre el 20% y 29%. Las gaseosas en general y otras bebidas sin alcohol que hoy pagan impuestos internos de entre 4% y 8%, quedará exentas cuando no tengan azúcar añadido, y tributarán 17% cuando tengan azúcar añadido.
  • Quedarán exentos los autos de gama media, cuyo precio esté entre $ 380.000 y $ 800.000, así como las motos de gama media de valor entre $ 70.000 y $ 140.000. Ambos tributaban 10% de impuestos internos.
  • En cambio, subirá de 10% al 20% el impuesto interno de aeronaves, embarcaciones de alta gama, de precio superior a $ 430.000, y motos de alta gama, de más de $ 140.000.
  • Dejarán de pagar impuestos internos productos como celulares, televisores o monitores, que hoy tributan 17%.
  • El caso de los cigarrillos es particular porque pasan de tener una alícuota del 75% a pagar una suma fija o “impuesto mínimo” con una alícuota del 70%.
  1. Se propone duplicar la deducción especial que los trabajadores autónomos pueden computar en Ganancias, que hoy es de $ 51.967.

Este tratamiento equiparará su situación con los trabajadores en relación de dependencia y, al reducir el impuesto a pagar, dejará en mejores condiciones a los emprendedores. En cambio, no propone una modificación al mínimo no imponible para las personas alcanzadas por Ganancias de cuarta categoría, que ya se modificó a fines de 2016 y que es actualizado por el índice Ripte.

  1. Cobrará el IVA a los servicios digitales prestados desde el exterior, como Netflix, o Spotify, que incluyen prestaciones como acceso o descarga de video, música, juegos u otros contenidos consumidos en el país. La AFIP les cobrará el impuesto a los agentes pagadores involucrados, es decir, a los consumidores.
  2. Los impuestos a los combustiblesse simplificarán” y pasarían a ser “dos montos de suma fija“. El cambio busca que el impuesto funcione como amortiguador cuando varíe el tipo de cambio real o el precio del petróleo (si suben, la carga impositiva se reduce, y viceversa). También se modificará el impuesto para que dependa de la cantidad de dióxido de carbono emitido. En principio afectaría a los combustibles líquidos y desde 2020 al gas natural, GLP y carbón.
  3. Eliminará el Impuesto a la Transferencia de Inmuebles, pero cobrará Ganancias por la renta de la venta de propiedades que no sean vivienda única.
  4. Habrá una simplificación del régimen de monotributo.
  5. Después de varias desmentidas, se propuso crear un impuesto a la Renta Financiera para las personas físicas y residentes locales, que perciban rentas anuales mayores a $ 52.000 por sus tenencias de títulos públicos (en pesos y en dólares), plazos fijos, fondos comunes de inversión y tenencias de Lebac. Las acciones quedarán exentas. Tendrá una alícuota del 15% sobre las ganancias de activos en dólares o indexados y del 5% para inversiones de renta fija en pesos (que se irá incrementando). No se gravarán las diferencias de cambio ni las actualizaciones. Este impuesto es un punto relevante por su impacto en el mercado, si bien solo recaudaría “0,2% del PBI”.
  6. La reforma también apunta a reducir los impuestos en cascada, que se van acumulando en la cadena productiva. Dujovne prometió avanzar en acuerdos con las provincias para reducir Ingresos Brutos, Sellos y eliminar las aduanas internas. Asegura que las provincias saldrían empatadas de esta reforma, ya que la menor recaudación de impuestos se compensaría con crecimiento económico y la contención del gasto que propone el proyecto de Responsabilidad Fiscal.

– El ministro realizó comparaciones con los impuestos que se cobran en el mundo, en la OCDE o en la región.

Concluyó Dujovne que: “La reforma implicará una reducción en la presión tributaria nacional de 1,5% del PBI al cabo del quinto año, lo que se sumará a la reducción de 2 puntos del PBI que tuvo lugar desde 2016 y a la baja del impuesto inflacionario a partir de este año. Gracias a la reforma bajará la evasión y crecerá más rápido la economía, en 0,5% del PIB adicional por año durante al menos 5 años. Con estos impactos la reforma le costará al Tesoro Nacional solamente 0,3% del PBI y aumentará los recursos coparticipados a las provincias”.

(Cronista, 1.11). Texto completo de la presentación del ministro del 1/11 en https://www.minhacienda.gob.ar/dujovne-presento-el-proyecto-de-reforma-tributaria/ .

Su exposición se basó en un power point de 30 páginas >   COMUNICACION_REFORMA_TRIBUTARIA_20171031_ND (PDF)

BORRADOR DE REFORMA LABORAL

El ministro Jorge Triaca les entregó en mano a los abogados de las principales cámaras empresariales y de los sindicatos el borrador de la reforma laboral. Todos se sorprendieron por el volumen del  documento, de 145 artículos (28 páginas). Contempla modificaciones a las leyes de contrato de trabajo y de asociaciones sindicales, cuestiones que alertaron a la CGT, dado que había negociado con el ministro no alterarlas.

Cronista (1.11) resume las modificaciones clave en el mundo del trabajo:

  1. Rebaja de contribuciones patronales.
  2. Indemnizaciones por despido.
  3. Fondo de cese laboral.
  4. Blanqueo Laboral.
  5. Plazo para iniciar juicios laborales (1 año máximo).
  6. Trabajador independiente.
  7. Tercerización y solidaridad.
  8. Facultad del empleador para modificar forma y modalidad de trabajo.
  9. 15 días de licencia por nacimiento de un hijo.
  10. Banco de horas.
  11. Contrato a tiempo parcial.
  12. Creación de un sistema nacional de formación laboral contínua.
  13. Prácticas formativas.
  14. Creación de la AGNET, que evaluará medicamentos y servicio a incorporar al Programa Médico Obligatorio.

En la CGT están dispuestos a avalar el proyecto de blanqueo laboral, que otorga facilidades y beneficios para los empresarios que regularicen a sus empleados. También la ampliación de las licencias por paternidad de dos a 15 días.

Pero hay tres ítems puntuales que generan inquietud:

(A) El enunciado del art. 1º: “liberación de todos aquellos mecanismos regulatorios y fenómenos distorsivos que impidan el desarrollo de las empresas”.

(B) El punto más polémico es el de las indemnizaciones por despidos sin causa. El proyecto prevé modificar el art. 245 de la ley de contrato de trabajo (20.744) incluyendo una aclaración: “…Quedarán excluidos de la base salarial el sueldo anual complementario, las horas extraordinarias, las comisiones, premios, y/o bonificaciones, las compensaciones de gastos y todo otro rubro que carezca de periodicidad mensual, normal y habitual”. El Gobierno lo considera una herramienta útil para la reconversión de sectores de la economía.

(C) Inclusión en el proyecto de la eliminación de sindicatos. “No puede ser que haya más de 3.000 sindicatos y sólo 600 negocien paritarias”, dijo Macri en su presentación en el Centro Cultural Kirchner. En el borrador, el art. 120 prevé verificar la existencia de sindicatos. El Ministerio de Trabajo intimará a las organizaciones que en los últimos cinco años no hayan cumplido sus obligaciones legales y estatutarias a regularizar su situación en un mes. De no hacerlo, serán dadas de baja.

En los dirigentes sindicales surgieron dudas e incertidumbre sobre: a) el regreso de las pasantías; b) la posibilidad del empleador de modificar de manera unilateral las condiciones de trabajo o las tareas de su personal. c) Lo que se denominó el “banco de horas“,  que podría subir la jornada laboral en algunos casos de 8 a 10 horas, d) por la facilitación de contratos a tiempo parcial y e) la creación de la figura del “trabajador autónomo económicamente dependiente“, que sería excluido del régimen actual del contrato de trabajo.

  • “Las dos CTA están en alerta ante el proyecto de reforma laboral. Todo en contra de los trabajadores” (Página/12, 2.11).

“Despedir será más barato”. Según Página/12 (2.11), “uno de los puntos centrales del proyecto de ley para modificar la Ley de Contratos de Trabajo es la indemnización por despidos sin causa. Según los expertos consultados, la iniciativa oficial implica una reducción en el monto para calcular el resarcimiento y crearía un fondo con los aportes patronales que podría hacer perder el poder disuasivo de la indemnización”.