Cambio de clima político tras las PASO

El consenso de los analistas coincidió que aunque las elecciones primarias (PASO) son un resultado provisorio –una suerte “encuesta” oficial-, mostraron un voto de confianza hacia el Gobierno, la consolidación de Cambiemos como fuerza política nacional frente a una oposición fragmentada, y alejó el fantasma de una revitalización de las posiciones “populistas” del kirchnerismo pese al empate técnico en la provincia de Buenos Aires. Además, el oficialismo espera tener aún más viento a favor para octubre desde la economía. Reproducimos algunos análisis de economistas locales y del exterior.

Entre los economistas, Miguel Angel Broda, destacó mejores perspectivas para negociar reformas e indicó que “probablemente la economía acelere un poco la tasa de crecimiento”, lo que se verá más en octubre. En esa misma línea, Federico Muñoz consideró que “la remoción del riesgo político más la reducción sustancial del costo de financiamiento debieran conformar una vigorosa fuerza que asegure la consolidación de la economía durante 2018”. Dante Sica destacó que el Gobierno consiguió 27,3% más votos (8,4 millones en todo el país) que en las PASO de 2015 y que su posición se robustecerá significativamente para negociar en el Congreso y con gobernadores.

Entre los bancos de inversión, el Credit Suisse afirmó que el resultado “refuerza la visión de que difícilmente [CFK] tenga influencia en la agenda legislativa y representa una posibilidad muy remota para las presidenciales del 2019”. En tanto, el JPMorgan planteó que “el empate técnico aumenta la probabilidad de un voto estratégico en las elecciones de octubre” y que “el techo de CFK, por debajo del nivel de 35,3% que obtuvo Aníbal Fernández en 2015 muestra un apoyo declinante al kirchnerismo“.

Fuente: El Cronista, Economista, La Nación, Clarin